Noticias

Aprender a estar solo y no tener pareja

0 Comments 06 February 2016

0 Flares 0 Flares ×

Tras la fase en que buscaremos estar ocupados, poco a poco iremos activando las ganas de conectar con nuestra soledad. Sentirla y abrazarla es importante en este punto del proceso. Ya hemos asumido que la relación carecía de sentido, lo hemos aceptado y nos vamos sintiendo cada vez más a gusto con nosotros mismos. No necesitamos tanto a los demás y nos llenamos de fuerza, porque vemos que estamos vivos dentro de nuestra piel. Vamos recordando quiénes éramos antes de aquella historia. lo que nos gustaba, y empezamos a volvemos exigentes con quienes nos rodean.

amar

Aprender a estar solos implica reencontramos. Significa asumir nuestro potencial y reconocérnoslo, así como recuperar nuestra dignidad y nuestras ganas de respetarnos y poner límites a todo aquel que no lo haga. Pero cuando hablamos de aprender a estar solos, no lo decimos solamente en sentido literal. Aprender a estar solos también implica, como dice Walter Riso, entrar en un período de huelga afectiva. es decir, no implicarnos emocionalmente con nadie. No empezar ninguna relación de pareja durante un tiempo.

Es muy frecuente que justo cuando soltamos una relación de dependencia emocional, surja alguien que de entrada parece ser lo que siempre hemos buscado, que tiene todas aquellas características que le faltaban a nuestro ex. y decidimos empezar una relación con él. Pues bien, en estos casos lo más probable es que la nueva relación no salga bien.

Y esto se debe a que aún no nos hemos dado el tiempo necesario para recuperarnos y romper con la adicción. Hasta que no pase un cierto tiempo, en el que nos mantengamos alejados y haciendo lo necesario para liberamos, seguimos siendo dependientes, lo admitamos o no. Nuestro cuerpo tiene la necesidad de llenar el vacío que ha dejado la relación y este vacío duele, y el dolor nos pone en marcha para buscar a alguien que lo encubra y así dejar de
sentirlo.

enamorando

Empezar una relación

Si a pesar de todo decidimos empezar una nueva relación, lo más probable es que pase una de estas tres cosas:

Objetivo número 1

1) Que al poco tiempo empecemos a verle defectos y a disgustamos con esta nueva persona que está a nuestro lado, debido a que aún pensamos en la anterior relación (en la cual desarrollamos la dependencia).

Objetivo número 2

2) Que aparentemente la nueva relación vaya muy bien, hasta que «ahoguemos» al otro al empezar a mostrar nuestros síntomas de dependencia hacia él. Es decir, generamos también y sin darnos cuenta una dependencia con una nueva persona. Ocurre frecuentemente, y es porque acabamos de soltar aquello que necesitábamos y trasladamos esa necesidad a otro individuo.

Seguimos con el mismo rol, actuando igual, pero con una persona diferente. Y el motivo por el que repetimos el proceso es porque 110 lo habíamos resuelto satisfactoriamente, es decir, no nos hemos dado el tiempo suficiente para aprender a estar solos y sin ninguna relación.

Objetivo número 3

3) Que estemos susceptibles o irritables en exceso. Esto suele ocurrir cuando en la relación anterior hubo maltrato psicológico o sentimos mellada nuestra dignidad personal. Si la persona se ha dado cuenta de todo lo que permitió, por un «efecto rebote» pasa al polo opuesto y ahora no tolera nada. Puede tener ataques de ira o impulsos compulsivos de apartar a su nueva pareja de su vida (y a lo mejor se trata de una bellísima persona)
con excusas diversas.

Esto sucede porque no nos hemos dado el tiempo necesario para desenganchamos, para recuperar miesti-o yo. Hemos de aprender a estar solos y a estar bien sin pareja. Sin miedo, sin ansiedad, en calma y sintiendo bienestar con nosotros mismos. Hay que llegar a sentir el placer de estar sin apegos, sin dar explicaciones ni pedirlas, respirando la mayor libertad en cada inhalación.

Ese es el objetivo.

Solo si conseguimos estar bien solos podremos crear una relación de pareja satisfactoria y sana. Si elegmios al otro desde la necesidad, esta nos va a llevar inevitablemente a la dependencia. Si necesitas a otro para ser feliz, esto significa que si lo pierdes vas a perder la felicidad con él. y vas a hacer todo lo posible para que no suceda. Por ende, es básico recuperar nuestra autoestmia. las ganas de cuidamos, el amor hacia quienes somos y la fuerza para sacar de nuestro interior lo que podemos llegar a ser.

Cuando uno sigue este cammo. cuando llega al punto en el que se siente libre y feliz estando consigo mismo sin necesidad de nadie más para sentirse completo, es cuando está preparado para empezar una relación de pareja con éxito. Podremos planteamos qué es lo que queremos encontrar en el otro y qué es lo que no vamos a aceptar ni tolerar jamás.

Share Button

Comments are closed.

Nuestro Contenido

© 2017 15Mundial. Powered by WordPress.

Daily Edition Theme by WooThemes - Premium WordPress Themes

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×